Dante Gebel continúa equipando hogares

La organización eclesiástica River Church que lidera el   pastor, conferencista, influencer, actor y conductor de televisión,   Dante Gebel  continúa equipando hogares de aquellas personas que por algunas circunstancias se encuentran en estado de vulnerabilidad en los Estados Unidos.  

El  más reciente caso fue en el hogar de la   salvadoreña Marlene Téllez, quien se  divorció hace 11 años y desde entonces ha tenido que hacerle frente a la vida sola; vive en un departamento pequeño y vende comida en la calle para sobrevivir.

Con lo poco que gana no le alcanza para comprar muebles, dormía en un sillón viejo, no tenía mesa de comedor, ni sofás.

“Cuando llegamos con todos los muebles a estrenar y los electrodomésticos, no lo podía creer! Creía que le pediríamos algo a cambio, pero solo le rogamos que nos permita hacer una pequeña oración por ella antes de irnos. Esto es Iglesia ¿Acaso existe otra manera?”, indica el comentario en la cuenta de Facebook de Gebel.  

Delmy Vásquez, llora en la sala al momento de recibir la dotación

Así mismo sucedió con Delmy Vásquez, salvadoreña también, madre soltera; ella desde que empezó la pandemia perdió su trabajo, se separó de su esposo y las cosas le iban cada vez de mal, en peor.

Su hija en El Salvador aplicó para asilo en Estados Unidos y por milagro de Dios fue aprobada, pero la trabajadora social le dijo que si no tenía una cama y muebles para su hija, lo podía perder todo; ella desesperada, sin trabajo no tenía para comprar los muebles.

Pero, un día antes de que su hija llegue al país, llegó el equipo de River a amueblar toda su casa con todo nuevo desde sabanas hasta muebles y electrodomésticos, para que su hija pueda llegar al país y comenzar con bendición. Cabe resaltar el detalle que en el menaje iba una cama para la mascota.

Misión Graneros

Voluntarios entregan una bolsa con alimentos en Invasión, un barrio a las afuera de Ciudad de México

Pero no solo en el país norteamericano los latinos son bendecidos, a través del programa “Misión Graneros”, llegan a países de Centro y Suramérica a repartir alimentos.

Ya  se cuentan por cientos de miles los beneficiados. La más reciente entrega se desarrolló en un sitio conocido como Invasión en Ciudad de México, una apartada localidad donde se pasea la pobreza y sus habitantes viven de recoger basuras.

Hasta esta zona llegó Misión Granero para suplir, al menos por unos días, su alimentación. Un equipo aproximado de 50 voluntarios llegan casa a casa repartiendo las bolsas de alimento y además el pan espiritual: la Palabra de Dios. “Dadles vosotros de comer”.

Redacción Buenas Nuevas

También te puede interesar Innovation: África, una verdadera iniciativa de amor al prójimo

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*