Cómo aplicar inteligencia emocional en la comunicación

La inteligencia emocional (I.E.) puede definirse como la capacidad que tiene una persona de canalizar, gestionar y expresar las emociones que experimenta de una manera sana, y entender correctamente la de los demás. Afecta por lo tanto directamente a nuestra calidad de vida, a nuestras relaciones familiares, afectivas y sociales, y al desempeño de nuestra profesión. Aplicar la inteligencia emocional en la comunicación genera beneficios.

Queremos compartir en esta publicación varios principios de I.E. que podrán transformar tu vida y mejorar las relaciones con los demás.

1- Las opiniones de las personas son frecuentemente diferentes.

La actitud inteligente es escuchar las opiniones de otros sin interrumpir. Si tu opinión no está de acuerdo, expresa tu punto de vista sin anular o ignorar el punto de vista del otro. Simplemente expresa como lo ves tú, sin usar ninguna palabra agresiva. Podrías decir algo como: “Entiendo tu punto, pero yo lo veo de esta manera…” Nunca uses palabras como: “estas equivocado”, “lo tuyo es una tontería”, “lo tuyo es ignorancia”. Aunque tu interlocutor esté equivocado, no se lo debes decir directamente. Simplemente dale argumentos a tu punto de vista, pero nunca hiriendo ni anulando el punto de vista de las otras personas.

2- Sé siempre positivo con tus palabras

A pesar de que las circunstancias no se ven bien, usa tu lenguaje para expresar palabras de ánimo, de apoyo, de avance, de salud, de prosperidad; para ti mismo y para otros.

3- Nunca critiques a las personas que son diferentes a ti

O que hacen cosas que no te gustan o son contrarias a tus creencias. El que hace crítica y juicio, atrae eso mismo para él. Si puedes ayudar a esa persona a salir de su error, hazlo con amor. Si no puedes, déjala seguir.

4- Si tienes que confrontar a alguien, hazlo

Pero hazlo de manera que no se sienta atacado. Escoge un lugar y un momento apropiado. Expresarle como te sentiste por algo que te hizo o dijo, pero sin ser agresivo. Solamente expresando el sentimiento.

5- En nuestra boca tenemos el poder de la vida o de la muerte

Sembramos o disparamos. Las palabras positivas siempre van a producir vida, y las negativas siempre van a producir muerte. La I.E. nos aconseja hablar siempre con palabras que bendiga lo que hacemos, lo que tenemos y lo que otros hacen y tienen. Tiene mucho que ver con la programación neurolingüística. Lo que declaramos constantemente, eso atraemos a nuestras vidas.

Coloca en práctica estos principios sobre inteligencia emocional en la comunicación desde hoy, y estamos seguros que, para otros, serás una persona que agrada y confronta sin herir.

Fuente: Libres para amar

También te puede interesar leer: Enseña a tu hijo inteligencia espiritual

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*