Miles de personas se reúnen para orar por Estados Unidos

La Marcha de la Oración de 2020 fue organizada por el evangelista Franklin Graham y llevó a decenas de miles de personas a las calles de Washington a orar por la nación estadounidense. 

El evangelista Franklin Graham encabezó una marcha de oración el sábado en Washington, DC, llevando a decenas de miles de personas a clamar por la sanidad de Dios para su nación. «Creo que nuestro país está en problemas y (…) hoy venimos a invocar el nombre de Dios, porque creo que solo Dios puede resolver los problemas que enfrentamos en esta nación», dijo Graham en Fox & Friends Weekend, justo antes de la marcha.

Graham, quien es presidente de Samaritan’s Purse e hijo del difunto evangelista Billy Graham, organizó la Marcha de Oración de Washington de marzo de 2020, que se extendió poco más de dos millas. «Mi oración es por la sanidad, que como nación, volvamos nuestros ojos a Jesucristo, Hijo de Dios», dijo Graham al copresentador Pete Hegseth.

«Creo que a los socialistas de este país les gustaría cerrar las iglesias, pero solo oraré para que volvamos nuestros ojos a Dios. Venimos hoy, de todos los estados, para orar, para humillarnos, para confesar los pecados de nuestra nación a Dios, para pedir Su perdón e invocarlo, para ayudar a nuestra nación, y oraremos por nuestro representantes, oraremos por todos ellos», dijo Graham. 

La marcha de oración bipartidista se lleva a cabo en medio de una pandemia mundial, una carrera presidencial acalorada y disturbios raciales y sociales en todo el país. «Intentaremos cubrir a todos los que están en el gobierno con nuestras oraciones, y no solo oraremos en silencio. Les pedí a todos mientras marchamos, que oren en voz alta mientras avanzamos. Todos en esta ciudad deben saber que la iglesia del Señor Jesucristo apareció, y estamos aquí, en Su nombre», dijo Graham.

«A raíz de la pandemia mundial, les pedimos que oren por todos aquellos que están luchando con pérdidas y enfermedades graves, oren por nuestros médicos y enfermeras, y por todos aquellos que están guiando a Estados Unidos en estos tiempos difíciles», dijo Mike Pence, vicepresidente de los Estados Unidos. Pence terminó su discurso parafraseando el pasaje bíblico de 2 Crónicas 7:14.

Fuente: Impacto Evangélico

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*