Autoconcepto ¿Quiénes somos para Dios?

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Romanos 5:8

¿Cuál es la definición que tenemos de nuestro ser? ¿Cuál es nuestro autoconcepto? ¿Alguna vez te has hecho estas preguntas? ¿Cuál es el concepto que tiene Dios de nosotros?

El autoconcepto es la imagen que hemos creado sobre nosotros mismos. No una imagen solamente visual; se trata más bien del conjunto de ideas que creemos que nos definen, a nivel consciente e inconsciente, donde están incluidos aspectos corporales, psicológicos, morales y sociales.

Este autoconcepto se adquiere, se enriquece y se modifica a lo largo de toda nuestra vida. Esta definición que podemos tener de nosotros mismos puede aportarnos sentimientos positivos o negativos, esto depende si tenemos o no una buena definición de nosotros sin distorsiones.

Cuando nos alimentamos de sentimientos negativos, nos destruimos y proyectamos a los demás lo que pensamos de nosotros, por lo que tendemos a atraer personas que nos afectan negativamente y si no lo hacen, nosotros nos creamos artimañas imaginarias que nos llevan a creer que lo hacen.

Compararnos

Otro punto negativo cuando tenemos una mala definición de nosotros es que solemos compararnos, al hacerlo llegamos a menospreciarnos, rebajarnos resaltando a los demás siempre como mejores que nosotros, tendemos a juzgarnos cruelmente, nos castigamos por cada error, siendo muy severos, lo que termina por desencadenar una serie de patologías que nos envenenan por dentro.

No seamos tan crueles con nosotros, recordemos que Dios no hizo a todos diferentes, pero a cada uno nos dotó con excelentes capacidades, nuestro Padre no se equivocó en crearnos, Él está muy seguro de las capacidades que nos otorgó, nos ama y cree en nosotros tanto que envío a su hijo unigénito a abrirnos las puertas del cielo para que tuviéramos vida eterna.

Debemos amarnos, debemos tener un concepto de nosotros prefabricado desde las bases del amor, no somos inferiores a ni superiores que nadie, nuestras opiniones también cuentan, también somos capaces, también tenemos talentos, puede que no sepamos algo, pero sabemos muchas otras que otros no saben, tenemos un propósito, pidámosle a Dios que nos ayude a encontrarnos. Dios lo hizo a usted para que fuera Su hijo, y como buen Padre puso en usted lo mejor; por eso lo ve de una forma única y especial.

Nos seamos tan severos, como seres humanos podemos equivocarnos, aprendamos de nuestros errores, riámonos de ellos, un toque de humor nos aliviará mucho la existencia mejorando nuestro concepto. Sigamos adelante, mantengámonos fuertes, sé que cuando pasamos por momentos difíciles tendemos a deprimirnos y amedrentarnos, pero no nos dejemos caer, busquemos fortaleza en Cristo Jesús.  

Nuestro amado Padre cree en nosotros, así que pidámosle que nos enseñe  el camino que debemos recorrer, nos fortalezca y nos ayude amarnos para poder amar libremente al mundo a nuestro alrededor, seamos nuestros mejores amigos. Dios te Bendiga.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*