Dios te está llamando, no dejes pasar esta oportunidad

La biblia nos dice que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia (Romanos 9:16)

Un día Dios llamó a Abraham y le dijo que se fuera de su tierra y su parentela y de la casa de su padre, a una tierra que él le mostraría. Entre tantos hombres que había en esa época Dios escogió a Abraham, lo llamó para bendecirlo y darle una gran promesa, y Abraham fue obediente a la voz de Dios.

Para que Abraham recibiera la bendición lo primero que hizo fue escuchar y lo segundo actuar y es que la fe sin obras es muerta (Santiago 2:17) algo importante en la vida de este hombre era que al lugar donde llegaba hacia altar a Jehová.

En éxodo 20:24 Dios les dio una orden a los hijos de Israel: Altar de tierra harás para mí, y sacrificarás sobre él tus holocaustos y tus ofrendas de paz, tus ovejas y tus vacas; en todo lugar donde yo hiciere que esté la memoria de mi nombre, vendré a ti y te bendeciré. El verdadero significado del altar es mantener una relación de comunión y sacrificio con Dios.

Dios no pidió altar de oro ni plata, pidió altar de tierra algo que estaba al alcance de cualquier ser humano, y en cuanto a los sacrificios en el libro a los Hebreos 7:27 nos dice que Jesucristo se ofreció una vez y para siempre, el verdadero sacrificio para Dios que debemos dar hoy ya no son animales sino nuestro propio cuerpo ofreciéndolo en santidad, (Romanos 12:1)

Dios nos pide que vivamos una vida de comunión con él, tomando como ejemplo a Abraham debemos ser obedientes a la voz de Dios, y la promesa que él hizo a su pueblo nos alcanzara también a nosotros “vendré y te bendeciré”

Muchos esperan la crisis para acercarse a Dios, cuando Abraham obedeció era un hombre rico, si tienes dinero no permitas que este te aleje de Dios, si gozas de buena salud, dale gracias a Dios por ello, si tienes un empleo que logra cubrir tus necesidades no niegues un pan al hambriento, recuerda que el que da al pobre presta a Jehová (Proverbios 19:17) si vives rodeado de personas que te aman, es una gran bendición y si sientes que te falta todo, busca primeramente el Reino de Dios y su justicia y todo lo demás te será añadido(Mateo 6:33)

La misericordia de Dios ha llegado hoy a tu vida, no desaproveches esta oportunidad escucha su voz y se obediente, quizás sea el último llamado.

Dios te bendiga atte. Arcenio Salazar López

1 Trackback / Pingback

  1. Los secretos en el matrimonio, un arma mortal - Periódico Buenas Nuevas

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*