Ministerio médico cristiano en Haití lucha contra atacantes armados

Un ministerio médico cristiano en Haití fue atacado recientemente por casi una docena de pandilleros armados y violentos, pero el personal de seguridad pudo detenerlos y salvar las vidas de al menos 120 miembros del personal.

David Vanderpool es el director ejecutivo y cofundador de LiveBeyond , un ministerio que opera un hospital, una escuela y una iglesia que atiende a los residentes de Haití, a sólo 20 millas de Puerto Príncipe. 

Vanderpool le dijo a Baptist Press que el 21 de marzo, de ocho a diez hombres armados llegaron al recinto del ministerio y “comenzaron a disparar a la puerta, tratando de entrar”.

“Nuestro personal de seguridad repelió el ataque, por lo que nadie resultó herido. Pero son disparos constantes, peligro constante”, dijo el médico. 

Puerto Príncipe es el centro de extrema tensión política y violencia callejera. El caos también se ha extendido a otras partes del país. 

Los ataques a comisarías, cárceles y aeropuerto han sido la culminación de una catastrófica crisis humanitaria que está teniendo lugar en el país. Casi 1.200 personas han muerto y más de 700 han resultado heridas en los últimos dos meses.

El líder de la pandilla, Jimmy “Barbecue” Cherizier, se atribuyó la responsabilidad de los ataques y dice que su objetivo es obligar a Henry a dejar el cargo. 

Muchos haitianos están enojados porque no se han celebrado elecciones generales en casi una década. 

El pueblo muere de hambre

Ha prometido que el caos continuará si los ciudadanos haitianos quedan fuera del proceso. 

“Esta es una especie de culminación de las pandillas que han gobernado el país durante los últimos tres o cuatro años. El gobierno se ha derrumbado. El presidente fue asesinado en 2021. El poder judicial también fue disuelto, así como el parlamento. Así que no ha habido un gobierno eficaz desde 2021 y las pandillas han controlado todo el país”, dijo Vanderpool recientemente a CBN News. 

Vanderpool le dijo a Baptist Press que los hombres armados que atacaron sus instalaciones probablemente buscaban comida y suministros para robar, y rehenes para capturar y pedir rescate. 

Las batallas callejeras entre las pandillas y la policía han paralizado la frágil economía de Haití y funcionarios de las Naciones Unidas dicen que la mitad de los más de 11 millones de habitantes del país no tienen suficiente para comer y 1,5 millones mueren de hambre.

Según un informe de febrero de la Iniciativa Global Contra el Crimen Organizado Transnacional , bandas organizadas y fuertemente armadas han obtenido 25 millones de dólares en pagos de rescate, así como otro dinero de empresas individuales que desean seguir operativas. 

El informe dice que los pandilleros incluso roban órganos de cadáveres y los venden. 

“Es uno de los lugares más peligrosos del mundo en este momento”, dijo Vanderpool. “Esto realmente exige algún tipo de intervención. Tiene que haber alguna intervención internacional”.

“Es una situación muy, muy grave”, añadió. 

Vanderpool, quien estableció LiveBeyond en 2011, estuvo por última vez en el complejo del ministerio hace ocho meses, pero se comunica regularmente con los miembros del personal. 

Está animando a la gente a orar por los haitianos que se sienten impotentes ante lo que está sucediendo en el país. 

Y añadió: “Realmente queremos que la gente ore porque el pueblo de Haití está bajo una enorme presión”.

Fuente: Mundo Cristiano

Te puede interesar leer:

Miguel Ángel Borja: “Ser campeón no lo es todo, todo es tener a Cristo”

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*