Pastor brasilero tiene el primer canal cristiano del mundo con 10 millones de suscriptores en YouTube

Antônio Júnior ganó el Premio Diamante de la plataforma de videos y una carta de reconocimiento por su contenido relevante. Tiene el primer canal cristiano del mundo con 10 millones de suscriptores

El pastor brasileño, Antônio Júnior, es el primer pastor en el mundo en alcanzar los 10 millones de suscriptores en su canal de YouTube y el primero en ganar el “botón de diamante”, en la categoría cristiana, de la plataforma para compartir videos. 

En entrevista con el portal Guiame , compartió que fue una sorpresa que lo hizo sumamente feliz. “En ese momento, una película se reprodujo en mi cabeza y vi que mi objetivo nunca cambió. Solo quiero llevar la palabra de Dios a la gente de una manera sencilla”, dijo.

El pastor explica que su mayor deseo es hacer que la Palabra sea accesible a todas las personas, independientemente de su religión. Y fue este deseo lo que primero provocó una transformación en él.

“Al principio me costó mucho grabar, me daba vergüenza, pero pensé: ‘mis propósitos tienen que ser más grandes que mis miedos’. Hoy, cuando miro hacia atrás, veo que valió la pena vivir para el propósito”, compartió. 

Simbología de diamantes

El “botón de diamante” es una placa simbólica —como un trofeo— que se entrega a los canales populares. La placa de plata se entrega a quienes llegan a 100.000 suscriptores, la placa de oro a 1 millón y la placa de diamante a 10 millones. 

Al llegar a los 10 millones de seguidores, el canal de YouTube del pastor Antônio Júnior se convirtió en uno de los más grandes del mundo en predicación y reflexión cristiana. ¿Y cuál es el punto? “Llevar la palabra de Dios para transformar a las personas”, respondió a Guiame. 

“La palabra de Dios ha cambiado mi vida y quiero que la gente tenga esa experiencia. Dios convierte las piedras en bruto en diamantes, y luego nos hace brillar en la oscuridad, atrayendo otros diamantes escondidos”, comparó.

Carta de youtube

El pastor Antônio Júnior recibió una carta de YouTube “como símbolo de admiración y respeto por la conquista. 

La directora ejecutiva de YouTube, Susan Wojcicki, escribió: “¡Estamos realmente impresionados! Cómo conseguiste esto? 10 millones de suscriptores… ¡Es mucha gente! Eso es más que toda la población de Nueva York”.

“No solo has creado un canal, sino un movimiento que ha sacudido las estructuras del mundo”, continúa la carta. 

Imagen captura de Youtube

“Los números no importan”

“No es porque yo haya sido el primero o porque haya alcanzado popularidad, sino porque sé que detrás de todo esto no hay solo números, sino vidas transformadas”, priorizó el pastor.

Dice que los videos del canal ya han sido vistos más de 1.500 millones de veces, un número que comprobó en YouTube en el momento de la entrevista —1.526.129.872— y que sigue creciendo.

Detrás de cada número, una vida que tuvo contacto con el Evangelio. “Para Dios 1 o 10 millones no hace diferencia, porque Él ve a cada uno individualmente” , refuerza siempre con estas palabras. 

Sobre el ministerio del Pastor Antônio Júnior

Desde 2013, el pastor ha grabado más de 3.000 videos grabados. “Y lo que me mueve a grabar 3 videos a la semana es seguir los testimonios que la gente comparte en los comentarios”, enfatizó.

“Recuerdo que, al principio, me dijeron que si no hablaba de polémicas o bombazos, no maduraría. Pero nunca me gustó. Y Dios me mostró que para crecer no necesitamos hablar de los demás ni chismear”, citó. 

Antônio Júnior dice que es motivo de gran alegría saber que muchas personas que se convirtieron a través de su obra, hoy trabajan como pastores y líderes de células. 

“Pero aún queda mucho trabajo por hacer. Tenemos que predicar el evangelio sin parar, ya que hay muchas personas en el mundo que ni siquiera han oído hablar de Jesús. Nuestro papel es solo hablar de Dios y el Espíritu Santo hará la obra”, concluyó. 

También te puede interesar leer: Líder de pandilla se convierte a Cristo en prisión luego de recibir una carta sobre Jesús

1 Comentarios

  1. Es un testimonio increíble y la verdad que nos hace falta un poco de Fé para trabajarle duro y parejo al Señor de Señores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*