“Te Bendigo más”, ahora se escucha en la Eternidad: Homenaje póstumo a la vida y memoria ministerial de Johan Farit Rojas Sinning.

Resulta difícil, incluso para el pueblo de Dios, no sentir añoranza al recordar a alguien que se ha ido a la Eternidad. Sin embargo, nos asiste el deber, como lo enseñó el Apóstol Pablo, de no “ignorar a los que duermen en Cristo”, no para evocarles con tristezas, sino para saber que, aunque ausentes en el cuerpo, están presentes en el espíritu esperando la promesa de la resurrección (1 Tesalonicenses 4:13-17).

Hoy 04 de abril de 2022 hacemos memoria de la vida ministerial de nuestro amado pastor Johan Farit Rojas Sinning, porque un día como hoy el cielo se vistió de gala para recibirlo. En la tierra sus familiares, amigos, ovejas y conocidos fuimos devastados porque la experimentación del dolor es connatural a esta vida, Cristo también lo sintió (Isaías 53:3). Todo desprendimiento causa dolencias porque siempre lastima soltar a quienes amamos, pero en medio de este colosal padecimiento, el Espíritu Santo nos ha fortalecido.

A un año de su partida, son considerables las lecciones y conclusiones aprendidas. La máxima ha sido concebir que, sin experimentar la muerte (con la excepción del rapto) es imposible trascender a la Eternidad con Cristo, porque el hecho de morir y resucitar en Gloria es la máxima victoria. Así mismo, la partida de nuestro Pastor nos afianzó que, tenemos que estar listos en cualquier momento, edad o tiempo ministerial, para irnos con el Señor. La llamada para pasar a la Eternidad puede llegar en cualquier momento y tal paso demanda de un ejemplar “caminar con Cristo”, como lo fue en vida nuestro pastor.

Recordamos muchas de las cosas que lo caracterizaban, no solo el hecho de su indiscutible sabiduría, como tampoco desconocer que a principios de la década del 2000 se convirtió en presidente y pastor de la Iglesia y Concilio El Buen Samaritano al lado de su madre, la también apóstol y profeta fundadora Rosmelia Sinning de Rojas. Sin tener 30 años cumplidos, logró hacer parte de importantes organizaciones cristianas, entre la que se destaca haber sido superintendente y director regional del Concilio Internacional Evangelismo Vivo de Colombia; coordinador en la cadena Radio “Minuto 1520” y primer decano y rector del Pontifical Bible College que en la IBS opera bajo la visión de Reina-Valera desde 2008. Era barranquillero de ascendencia judía, abogado especialista en derecho penal y política pública; músico, teólogo y Ph.D en Teología. Fue “Ministro Ordenado” acreditado por el Seminario Mayor Ignacio de Antioquia y tenía la más alta distinción pastoral “Ministro ordenado” en el Concilio que presidía. 

Generosidad, sentido de pertenencia y amor

Nuestro pastor, entre sus tantas cualidades, siempre conservó tres valores centrales en su humanidad y ministerialidad: generosidad, sentido de pertenencia y amor. Él siempre “olía a oveja” “el pastor tiene que oler a oveja” solía decir y su te bendigo más”, frase exclusiva que lo eternizó en miles de corazones, tenía mucho amor, pero también se destacaba por una portentosa capacidad exhortativa para señalar los errores concretos, corregir y hacer “avanzar”, como frecuentaba aconsejar. Su sentido de pertenencia nos dejó como instrucción que el legado es “Cristo”, nada más. Pues vida y pasión son sinónimos para describir cuánto amor sentía por la IBS y sus ovejas, él fue un padre espiritual que con alegría amó sus hijos e hijas espirituales.


Pastor Johan Farit Rojas, ministrando en Radio Minuto 1520

Enseñó, no solo a la IBS, sino al pensamiento bíblico de Barranquilla, que la lealtad es vital para mantener la obra de Dios. Que ser íntegros significa también, persistir donde fuiste llamado y que tu llamado se condiciona por el lugar que Dios te señala para servir. Así lo predicaba y lo vivió en más de 40 años de ejemplo y servicio, él fue fiel a la obra de Dios en la IBS, la misma iglesia que lo vio crecer como hombre, profesional y excepcional ministro de Jesucristo. Su visión consistía en la transmisión del evangelio a todas las personas, sin excepción, recordándonos que ese es nuestro mayor compromiso. Muchas fueron las enseñanzas que podemos recordar de su extraordinaria sabiduría, algunas como: “la expansión de la tienda”, “cruzar a la otra orilla”, “no le pidas permiso al dinero”, “la ley espiritual de la siembra y la cosecha”, “abrir las entendederas” y construir una “iglesia moderna, pero no mundana”,se integran a la memoria espiritual y a los corazones de quienes aprendimos a su lado durante décadas, sus enseñanzas hacen parte de la doctrina y visión de la IBS.

Fue un versado maestro de la palabra, un predicador de la más alta sana doctrina e igualmente, puso como centro de su enseñanza la apologética de Pablo, que aplicada al siglo XXI, significa captar almas para el reino, pero “no a todo precio”. Nuestro amado pastor siempre hizo énfasis en que, “vivir en santidad no significa vivir en religiosidad”, pero, que, sin santidad, es imposible tener una visión expandida porque el evangelio puede engrasarse con “alianzas ruinosas” que destruyen el propósito. Su enseñanza basada en el liderazgo delegado, radicaba en hacernos entender que las iglesias y ministros debían avanzar a niveles de expansión sin perder la santidad, esa era “línea roja” que no se tenía que negociar, así lo predicó y lo vivió, el mismo fue un ejemplo de probidad pastoral en Barranquilla.


El pastor Johan Farit Rojas, ministrando en la IBS con su madre, la pastora Rosmelia Sinning de Rojas

De soñadores como José a conquistadores como Josué: La visión expansiva

En la IBS, su casa matriz, el pastor Johan Farit Rojas, primero fue un joven salmista y llegó a convertirse en un profeta ordenado. Su escalonamiento es muestra de los sueños que iba cumpliendo y las zonas ministeriales que iba conquistando. Su ejemplo nos educó en la expansión y la toma de posesión de lo que Dios ha decretado para nosotros. Es cierto que sembró muchas semillas fuera de la IBS y que tales se convierten hoy en árboles con sus propios frutos, sin embargo, desde su púlpito central en la IBS que por más de 26 años fue testigo del poder de Dios en él, promovió nuestra ascensión ministerial.

La iglesia y quienes lo conocieron lo recordarán como el “iniciador de la expansión de la IBS”, nos “enseñó a soñar y a tomar posesión ministerial de nuevas tierras” porque sobre el suelo fértil del ministerio de su madre, la apóstol y profeta Rosmelia Sinning, nuestro pastor predicó y sembró expansión conquistadora al estilo de Josué. Él edificó un segundo nivel apostólico para la IBS, el “nivel de la expansión” que quedó edificado sobre el suelo apostólico de la disciplina, que es, esencialmente, el legado de nuestra pastora fundadora. Esta doble visión, disciplina y expansión, ahora continua en otros y otras, pero no olvidaremos que de él aprendimos lo segundo, nos enseñó el método para hacerlo posible. Una visión vehemente y renovada que está presente en sus discípulos, ovejas (dentro y fuera de la IBS), hermanos en la fe, líderes a los que formó, ministerios que forjó, familiares espirituales y de sangre.


El Pastor Johan Farit Rojas, ministrando en Puerto Rico.

En la “crisis se conocen a los íntegros y a los fieles”: sobre cómo combatir la desafección cuando somos estremecidos

Una de sus grandes predicaciones en la IBS fue una sobre la “Crisis del Ministerio de Jesucristo”, lección que fue ampliamente recordada tras su partida. Nos enseñó que, cuando Cristo murió, vino la confusión, el caos, la mentira, la división, el falso testimonio y numerosos seguidores desertaron de las filas del maestro porque pensaron que con su muerte había llegado el fin.

Nos indicó que Roma y la cúpula del Templo, enemigos del Señor, juraron que habían opacado el ministerio del mesías, pero lo que no sabían era que la muerte de Cristo era parte de un plan eficaz, porque sin su muerte no habría sucedido la resurrección y con ella el advenimiento del Espíritu Santo que trajo la investidura apostólica. Esta enseñanza la pusimos en acción y es máximamente recordada en estos días, pues estamos seguro que nos enseñó tal cosa para saber enfrentar y paliar a partir de 2021 su partida (Amós 3:7).


Rosmelia Sinning, Pastora Fundadora y Presidenta del Concilio IBS

La IBS está y continuará de pie, renovada y con diferentes liderazgos dirigidos por Dios a través de la pastora fundadora y sus colaboradores. Una iglesia integrada por hombres y mujeres que también fueron formados por nuestro recordado pastor, personas que fueron sus discípulos y discípulas en vida y que además fueron parte de la visión expansiva que nuestro pastor soñó para la iglesia. Su partida nos produce sollozos, nos ha dolido, pero nos recordó que “Dios es bueno” y que, como los discípulos que fueron momentáneamente sacudidos por la muerte de Cristo, la ausencia de nuestro pastor es parte de aceptar la voluntad de Dios y de un proceso mayor, porque las crisis en Cristo son una invitación para el cambio. Así, por ejemplo, la “IBS 3.0”, la expansión hacia el norte y sur global, entre otros logros y proyectos en marcha, conjuntamente con toda la palabra que hemos recibido de profetas de todo el mundo, son alicientes del Señor para seguir de pie, pues es innegable que el fuego de la IBS aumentó su llama expansiva.  De igual manera, la partida de nuestro pastor nos hizo apropiar con ahínco el sentido del “estremecer de Dios”, entendimos que tal cosa no está exenta del dolor ministerial (Juan 16:33), y que como Job, que no tenía que experimentarlo, tenemos que pasar por tales estremecimientos para concebir que solo podemos depender de Cristo.

En la IBS sonaron con más fuerza las enseñanzas de nuestro pastor que nos instruía en “no mirar al hombre sino a Cristo”, ocomoél solía decir: “si usted viene a esta iglesia por el pastor está equivocado, mire a Cristo, no me mire a mí ni a la pastora” y sobre tal principio, la IBS no aceptó su partida como una entrada a un periodo de “oscuridad ministerial” como en algunas ocasiones Satanás lo argumentó clandestinamente, esta casa aceptó que la partida de nuestro pastor selló un propósito y, por lo tanto, defender otra razón fuera de los contextos espirituales, es un irrespeto a la agenda que Dios traza para cada siervo o sierva.

En Cristo no hay destinos y tampoco hay errores, eso lo enseña la filosofía del mundo, en el Señor hay propósitos seguros y objetivos exactos, pero tales, a veces, son contrarios a la agenda humana y al orden racional sobre cómo deberían suceder las cosas. La regla espiritual que debe operar en el verdadero cristiano no es entender lo que sucede desde la lógica humana, como también lo enseñó nuestro amado pastor, nuestro deber es respetar y entender los propósitos divinos cómo sucedan a partir de la lógica del espíritu, por más inexplicable que parezca para la comprensión humana.

Esta última cuestión, fue también una de las grandes enseñanzas de nuestro pastor, y por eso creemos que, en cierta medida, nos preparó para cruzar este “Jordán de dolor” provocado por su ausencia, tanto que afirmaba que, “a Dios no se le cuestiona, se le cumple”, y tal precepto fue probado al extremo en quienes sentimos el dolor provocado por su partida.  Jamás olvidaremos el 30 de diciembre de 2020, cuando nuestro amado pastor profetizó que en el 2021 seríamos estremecidos para restituirnos. En efecto, el estremecimiento llegó: su partida fue una conmoción sin precedentes, pero nos hizo avanzar a otra misión y consagración, nunca hacia una derrota, ¿quién perdió?, nuestro amado pastor está con Cristo y la iglesia que pastoreó, la que amó y a la que dedicó su vida, sigue en pie y fortalecida. Ganó Dios.


Nayith Rojas Sinning, Pastora Asociada en la IBS

Es que, “Jesucristo sigue al mando y a él nada se le sale de las manos, todo está bajo su control”, como lo enseña por estos días, la Pastora Nayith Rojas Sinning. Moisés pasó y llegó Josué, Elías pasó y llegó Eliseo y el mismo Jesús fue removido una vez cumplió su agenda, permitiendo su partida, la era apostólica y profética que vivimos hoy. Todas estas continuaciones produjeron estremecimientos y dolores, el Espíritu Santo vino también para consolar y rodear a los discípulos porque la ausencia de Cristo se hizo intensa y punzante entre ellos, sin embargo, pese a tales sacudidas, Dios sostuvo todo lo que vino después porque si él sostiene la obra y el plan nadie puede detenerlos. Este es ahora el tiempo de la IBS: un nuevo pentecostés. Y las enseñanzas de nuestro recordado pastor suenan ahora con más fuerza en nuestros corazones, diciéndonos desde la eternidad “avancen”, porque duró décadas enseñándonos a través de su ejemplo basado en Cristo.

Su ejemplo ministerial, un legado para la vida pastoral

Recordamos su carácter, sonrisa, amor desinteresado, su pasión por el Junior de Barranquilla, la música, sus dichos, su manera espiritual de “volar la cabeza con sus códigos proféticos” y su inigualable forma de presentar la palabra en escena. De la misma manera, evocaremos siempre sus acciones como ser humano que comprendieron bondad, rectitud, capacidad de organización, capacidad planeadora, sencillez y don de servicio.  


Pastor Johan Farit Rojas, en retiro de la IBS

Como iglesia entendemos que la sucesión ministerial es un hecho bíblico, está en la palabra, pero en nuestro corazón el pastor Johan Farit Rojas Sinning siempre será el que conocimos en vida. Un ser excepcional, único y que no tendrá réplicas. Pastor virtuoso, esposo íntegro, padre ejemplar, líder natural, prudente y hombre de buenas costumbres. Él vivió el evangelio día a día, no conoció mundo y fue un abogado que aplicó el derecho en la vía de Isaías 61:8. Su testimonio más grande fue lo que predicó, compartió y profetizó en vida a personas dentro y fuera de la IBS.

El epicentro de su testimonio y vida ministerial es la IBS, en esta casa desarrolló su vida apostólica y profética y por eso lo recordará mientras exista, su vida pastoral e historia ministerial estarán por siempre unidas a esta congregación, la única que el dirigió mientras sirvió en esta vida, pues aún el “púlpito tiene sus huellas dactilares y espirituales”.

De la misma manera, en los pasillos, oficina, construcciones, retiros, proyectos, ladrillo a ladrillo e incluso, corazones de la IBS, quedaron las voces y los pasos del gran profeta Johan Farit Rojas Sinning. El curso de la historia siempre tiene un trazo legítimo y autorizado para narrarse, en la biblia va de Abraham hasta Jesús y de la Iglesia Primitiva hasta la de este siglo, siempre veremos en Cristo un orden sin saltos al vacío o apropiaciones ministeriales, de la misma manera, la auténtica historia ministerial y pastoral de nuestro amado pastor circunda y está ligada por siempre a la IBS, su amada congregación. Una iglesia que él forjó hombro a hombro al lado de la pastora madre y del liderazgo general, una iglesia conformada por hombres y mujeres testigos de la honrosa vida pastoral y apostólica de nuestro pastor, capaces de describir hoy quién era, cómo era su vida y a los que abrió su corazón en calidad de amigo, porque siendo pastor, también fue un gran amigo. Ese numeroso grupo de seres humanos, a quienes llamamos congregación, son también fedatarios del testimonio ministerial de nuestro pastor, sus ovejas en vida.

Johan Farit Rojas Sinning no será jamás una sombra en la historia, es y será una luz eterna con Cristo. Ahora es una voz que predica con los grandes profetas bíblicos e históricos, hoy saborea lo que predicó, literalmente vive el caminar con Cristo y sabe que sus años en la causa del evangelio no fueron en vano. Allá donde esté seguro añora vernos para decirnos: Hijo, Hija, ¡bienvenido! ¿Viste que caminar con Cristo valió la pena”? Tenemos la palabra profética más segura: nos volveremos a encontrar y en presencia de Cristo, habrá plenitud de gozo. Así está escrito.

Esta iglesia, depositaria de su memoria, homenajeará su vida y ministerio por siempre. Vendrán espacios físicos, sedes, becas de formación para el liderazgo ministerial, entre otras acciones que llevarán su nombre y sello pastoral, hoy nuestro departamento de estudios bíblicos que ahora se llama “Escuela de Pensamiento Bíblico, Johan Farit Rojas Sinning”, es muestra de que mantendremos viva la memoria de un gran siervo de Dios que merece ser recordado, porque si el mundo tiene sus referentes, nosotros debemos tener los nuestros.

A esta memoria se unen cientos de pastores y pastoras en Barranquilla y el mundo. Amigos y familiares que con especial afecto siguen rodeando a la familia pastoral y la familia nuclear del pastor Johan Farit Rojas, esta última integrada por su esposa e hijos rodeados hoy de la más grande bendición y bálsamo del Dios que consuela y que da fuerzas para avanzar.

En especial, se une la comunidad cristiana-evangélica del Atlántico, que también recuerda a este visible siervo que tocó la vida de millones de personas con el mensaje de la esperanza en Cristo. Su legado y memoria son eternos, tanto como el “Te Bendigo más”, que nunca dejará de escucharse en la Eternidad.

A la memoria y vida ministerial del profeta Johan Farit Rojas Sinning, que hoy camina con Cristo y descansa en la paz del Padre Eterno.

Barranquilla, Colombia, lunes 04 de abril de 2022.

*La Presidencia de la IBS.

También te puede interesar leer: Rosmelia Sinning: pionera del evangelio en el caribe colombiano. Reflexiones ministeriales tras 64 años de práctica pastoral en Colombia

2 Comentarios

  1. Muchas Bendiciones, gracias por recordar la vida de mi Esposo; lastima que no nombran su trabajo con su esposa La Pastora Merly Arias su compañera de Ministerio por muchos años, con la cual estuvo casado por 14 años y predicaban juntos y avanzaban juntos , un matrimonio bendecido y sin mancilla y sus dos hijos Isaac Farit Rojas Arias y Ana Sofia Rojas Arias , mantuvo un matrimonio feliz y de sus frases una de las mas conocidas y la cual enseñaba mucho era : ” MI PRIMER MINISTERIOEN MI HOGAR” fue un gran esposo y gran padre y eso también es recordado por quienes lo aman de verdad y aman a su generación
    Sus dos hijos la simiente del profeta Johan Johan Farit siguen avanzando en compañía de su esposa y compañara del ministerio y aunque satanás quiera desaparecer la Historia DE VIDA VIVIDA CON SU FAMILIA Y HOGAR , DIOS Si LA TIENE PRESENTA Y NO NOS HA AVANDONADO . lA MANO DE DIOS SIGUE CON LOS DOS UNICOS HIJOS DE JOHAN , QUIEN EN VIDA AMO SU HOGAR Y LO DEFENCSIO Y JAMAS PERMITIO QUE EL ENEMIGO NOS MENOSCABARA , HOY EL NO ESTA PERO DIOS SI SIGUE CON NOSOTROS. TE BENDIGO MAS. PREGUNTE AL QUE DIO LA INFORMACIO, SI ELPASTOR JOHAN NO DEJO FAMILIA Y PREGUNTE QUE CUAL ERA SU PRIMER MINISTERIO: PUES SU HOGAR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*