Actor rechazado en Hollywood por negar escenas de beso: “Mis labios pertenecen a mi esposa”

El actor Neal McDonough fue puesto en la “lista negra” de Hollywood por negarse a realizar escenas besando a una mujer. Fue despedido, pero se mantuvo firme en sus convicciones cristianas.

McDonough confió en su fe para superar los tiempos difíciles en Hollywood. Tres días después de filmar la serie “Sinvergüenzas” en 2010, fue despedido por no estar de acuerdo con las escenas de beso y caricias.

La serie solo duró una temporada en la televisión estadounidense, pero fue suficiente para que el actor de 56 años fuera colocado en la “lista negra” de la industria del cine.

“Hubo un tiempo en que no trabajé”, dijo el actor a Fox News. “No pude conseguir un trabajo porque la gente pensaba que era un fanático religioso. Pero no fue el caso. Amo a mi esposa, pero también amo actuar. Tenía la esperanza de que en algún momento, alguien me diera una oportunidad de nuevo”.

Rechazar escenas comprometedoras no era nada nuevo para el actor. De 2008 a 2009, McDonough protagonizó “Desperate Housewives”, donde interpretó al esposo de Nicollette Sheridan. Debido a la regla de McDonough de no besar a otra mujer, el creador del programa, Marc Cherry, tuvo que ser creativo con su guión. 

En ese momento, McDonough dijo: “No voy a besar a ninguna otra mujer porque esos labios están hechos para una sola mujer“. Ha estado casado con la exmodelo sudafricana Ruvé Robertson desde 2003 y juntos tienen cinco hijos.

Después de su breve paso por “Scoundrels”, McDonough experimentó “unos años difíciles” tratando de encontrar trabajo, mientras se mantenía fiel a sus creencias cristianas.

“Recuerdo caer de rodillas y decir: ‘Dios, ¿por qué me has olvidado? ¿Por qué estoy siendo tan castigado?’”, recordó. “Y tan pronto como esas palabras salieron de mi boca, me di cuenta que estaba haciendo preguntas egocéntricas. ¡Dios me dio tanto! Todos pasamos por desafíos en nuestras vidas. Debería estar agradecido por todas las bendiciones que me han dado”, dijo.

Doy gracias a Dios

Luego de su sentida oración, el actor fue sorprendido por una llamada del guionista Graham Yost, con quien había trabajado previamente en la miniserie de 2001 “Brothers in War”.

“Recuerdo que, unos minutos después, estaba sentado en la mesa de la cocina con Ruvé. Graham llamó y dijo: ‘Oye, ¿quieres interpretar al villano en el primer o segundo episodio de ‘Justified’? Dije: ‘¡Sí, sí, sí!’ Y después de la primera toma, se me acercó y me dijo: ‘¿Quieres hacer de villano todo el año?’ Bromeé: ‘¿No sabías que esa era mi táctica de juego? ¡Eso es lo que voy a hacer!’”. 

McDonough dijo que su carrera solo volvió a florecer después de su actuación en la serie Justified en 2012. “He estado trabajando muy duro durante los últimos años y no podría estar más agradecido. Doy gracias a Dios todos los días por todas las bendiciones que he recibido, incluso en tiempos difíciles. Todos siempre dicen, ‘¿Por qué trabajas tan duro?’ Mi respuesta siempre es: ‘Me siguen llamando, así que no paro’.

Desde entonces ha reconocido que las nuevas oportunidades se las ha dado Dios. Por eso McDonough dice: “Dios me dio este regalo de ser actor y no lo voy a desperdiciar”.

McDonough protagoniza la película de acción “Boon”, una secuela de “Red Stone”. Y esta vez, interpretó a un buen tipo, a diferencia de los villanos por los que a menudo es conocido.

“No podría estar más feliz”, dijo. “Puse mucho de mí en el personaje. Explora la fe de una manera única. Y en el set también creamos un ambiente familiar. Hicimos esta película con mucho orgullo. Ese era el objetivo”.

Principios no negociables

En 2020, McDonough había revelado cuáles eran las pocas cosas que se negaba a hacer en Hollywood.

No mencionaré el nombre del Señor en vano y no besaré a otra mujer”, dijo McDonough en ese momento. “Las escenas de sexo no son para mí. Y creo, Dios mío, hay suficientes escenas de sexo por ahí, y teniendo 50 años, no estoy seguro de que alguien quiera verme haciendo estas cosas”.

Continuó diciendo que no se siente cómodo con este tipo de escenas. “Creo que esa es probablemente la razón por la que interpreto tantos personajes malvados, porque me encanta actuar y soy muy bueno en eso. Es un talento dado por Dios, así que para tener una carrera, tengo que descubrir de manera creativa, inteligente y sabía cómo puedo seguir haciendo lo que hago”.

Tomado de Acontecer Cristiano}

También te puede interesar leer: Armando Alducín, se retracta y pide perdón al pueblo de Dios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*